El auge del turismo en el territorio cueva se está convirtiendo en un referente evolutivo de una nueva tendencia que viene pisando fuerte: el Turismo del Silencio.

Sin duda, la atractiva y continua acción dinamizadora que ha supuesto el proyecto “Geoparque de Granada”, ha supuesto un eficaz valor añadido para conocer este pequeño paraíso andaluz, tal y como veremos más adelante.

Por otro lado, la cada vez mayor demanda en las casas cueva se apoya también en el importante papel que está jugando el aeropuerto de Granada como vía de entrada de turismo nacional e internacional.

La incorporación de nuevas rutas aéreas entre el aeropuerto Federico García Lorca y Europa, como es el caso de Nantes y Burdeos, Francia, ha propiciado que cerrase el primer semestre de 2019 superando los 110.000 pasajeros (+ 14,5 % respecto al mismo período del año anterior).

Casas Cueva de Granada

El tráfico aéreo de pasajeros internacionales en Granada ha crecido un 57,7 % con respecto al equivalente horizonte objeto de estudio de 2018, aportando estos vuelos internacionales un toral del 21,1 % de los viajeros, gracias al impulso del Patronato Provincial de Turismo de la Diputación de Granada.

No podemos dejar de poner la vista también el transporte ferroviario; la línea de alta velocidad ha llegado hasta la capital de la Alhambra y puede suponer una excelente oportunidad para atraer a una demanda interesada en una oferta turística con una amplia variedad de posibilidades.

Alojamientos turísticos en cuevas, templos de silencio

Los beneficios de este progresivo aumento de visitantes en el territorio cueva condicionado, en gran medida, por la mayor disponibilidad de vuelos nacionales e internacionales, se ha dejado notar de manera significativa en las comarcas de Baza y Huéscar.

El porcentaje de ocupación este verano ha llegado al 85 % en estos alojamientos excavados directamente en las montañas, que ofrecen una temperatura constante durante todo el año entre 18 y 22 grados, además de una insonorización única.

Casas Cueva de Granada

En relación a los principales segmentos de demanda internacionales interesados en estos alojamientos, destaca el francés, que cada vez se siente más atraído por la oferta turística de las casas cuevas, que ofrecen la posibilidad de disfrutar de una experiencia de desconexión y descanso en un entorno inigualable y paradisíaco.

Algunos de los beneficios más importantes de esta nueva dinámica en las estadísticas en la llegada de turistas a la zona son, por ejemplo, la reducción de la estacionalidad en la época estival, y el aumento de las pernoctaciones en la zona.

Si te gusta el contenido del post, desde la Asociación Andaluza de Cuevas Turísticas os invitamos a que lo compartáis, para que todo el mundo conozca estos bellos rincones de la comunidad autónoma andaluza.

Así mismo, os animamos a que nos sigáis en nuestras redes sociales, donde iremos publicando información práctica y de interés, para que vuestra visita a la zona sea completa y productiva.