¿Has disfrutado de la experiencia de dormir en una casa cueva?, ¿sabías que el territorio alberga más de 300 cuevas destinadas a uso turístico?

Para que tu paso por estos remansos de paz y desconexión sea completo, te proponemos 5 cosas que debes hacer en tu visita a estos templos del silencio.

¿Preparados? Pues toma nota porque estos planes tornaran tu experiencia en una aventura viajera inolvidable. ¡Bienvenidos!

1. Disfrutar de una ruta de senderismo

Las casas cueva están excavadas directamente en las montañas, gracias a la laboriosa labor de los maestros picadores. Por ello, el entorno de las mismas está rodeado de naturaleza.

Una manera perfecta para disfrutar de una escapada para recargar pilas es realizar una ruta de senderismo, para disfrutar de unos paisajes repletos de contrastes, historias y geológicamente caprichosos.

Esta actividad de turismo activo tiene el valor añadido de aportar múltiples beneficios para la salud: relajación, desconexión, respirar aire puro y estar en contacto directo con la madre naturaleza.

Casas cueva Granada

2. Deleitar el paladar con la gastronomía típica de la zona

Una visita al territorio cueva no es completa si no se disfruta de su magistral gastronomía, un recetario que ha sido transmitido de generación en generación desde épocas inmemoriales.

Además, la fusión cultural que ha protagonizado esta tierra a lo largo de los siglos, ha posibilitado una cocina que brilla con luz propia, con unos platos que deleitan a los paladares más exigentes.

Poder cocinar con materia prima directamente procedente de la zona le aporta un especial valor a la cultura gastronómica territorial. Quesos curados en cuevas, carnes de caza, verduras cultivadas en huertos ecológicos… ¡Saborea lo auténtico!

Casas cueva Granada

 

3. Visitar alguno de los centros de divulgación

Un complemento perfecto para los amantes de la historia es visitar alguno de los centros de divulgación del territorio cueva.

Estos espacios culturales acercan al visitante los aspectos más importantes del patrimonio etnológico de la zona, así como un estudio evolutivo de la trascendencia del crisol de culturas que han pasado por la zona.
¿Quieres ojear la amplia variedad de posibilidades a tu disposición? Estás a tan solo un click de comprobarlo.

 

4. Formar parte de su patrimonio cultural inmaterial

Sentirse como un autóctono más durante la visita es una de las mejores sensaciones para sentir que la experiencia del viaje ha sido plena.

El territorio cueva cuenta con diversas acciones que permiten una participación directa en la práctica de oficios milenarios, que han ido conformando la identidad cultural de este paraíso.

¿Un taller de elaboración de pan? O quizás de queso, aunque también un recorrido por la cultura enológica de la zona. Multitud de opciones para sacar el máximo partido a una visita que difícilmente olvidarás.

Casas Cueva Granada

5. Apagar el móvil y dejarte envolver por un sueño reparador

Las perfectas condiciones de insonorización de las casas cueva permiten alcanzar unos niveles de silencio inimaginables.

La total ausencia de contaminación acústica condiciona un perfecto estado de relajación, condicionante básico para alcanzar un sueño de calidad y pleno.

Casas Cueva Granada

La mejor forma de entrar en un estado de desconexión total es alejar todo ápice de sonido, de ahí que a la hora de dormir apagues tu teléfono y te dejes envolver por un sueño reparador.

Si te gusta el contenido el post, desde Cuevas de Andalucía te invitamos a que lo compartas, para que los futuros visitantes al territorio cueva puedan conocer estas 5 cosas que deben hacer para que visita sea satisfactoria.